Utilizamos cookies propias y de terceros en nuestra web con fines analíticos para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramoes que acepta su uso. Más información aquí.

Aceptar

Conoce el origen de los carnavales

Conoce el origen de los carnavales

El origen de los carnavales se remonta a civilizaciones con más de 5.000 años de antigüedad, siendo una celebración que ha evolucionado mucho con el tiempo, aunque siempre teniendo como nexo común en toda época y todo lugar la exaltación de la alegría y cierto espíritu transgresor.

El origen de los carnavales se remonta a los sumerios y egipcios

La hipótesis más extendida sobre el origen de los carnavales es la que los relaciona con las fiestas sumerias de la cosecha, en ellas los campesinos de esta civilización milenaria de Mesopotamia elaboraban una gran hoguera y pedían a sus dioses que alejasen a los malos espíritus, para poder tener una recolección fructífera.

Más o menos por la misma época, aunque a bastante distancia geográfica, los egipcios comenzaron una tradición parecida pero en su caso enfocada en la adoración del dios toro Apis, asociado tanto a la fertilidad como a los ritos mortuorios.

No está claro que en las celebraciones de sumerios y egipcios los participantes pintasen y adornasen sus cuerpos y caras o llevasen máscaras, pero lo cierto es que sí que hacían una auténtica exaltación del éxtasis, la alegría y la libertad, lo que convierte a estos ritos milenarios en los precursores más nítidos de los carnavales tal y como lo entendemos ahora.

La importancia de los griegos y romanos en el origen de los carnavales actuales

Con todo, el origen de los carnavales que disfrutamos a día de hoy también procede en gran medida de los griegos y romanos, particularmente a las celebraciones consagradas a dioses festivos de sus respectivos panteones como Dionisos y Baco, a los que se dedicaba unas fiestas en las que abundaba la desinhibición, la embriaguez y el desenfreno.

Precisamente para entregarse a estos placeres sin ser reconocidos los aristócratas griegos y los patricios romanos usaban máscaras y disfraces para ocultar su identidad, incorporando así uno de los rasgos más distintivos que tendrá la futura fiesta del carnaval.

El origen de los carnavales es pagano pero la iglesia le dio un nuevo sentido a la celebración

Aunque pueda llamar la atención, la iglesia medieval tiene mucho que ver con el origen de los carnavales actuales, ya que dio un nuevo sentido a la fiesta originariamente pagana al integrarla en el calendario religioso como una celebración que antecedía el tiempo de cuaresma.

Así, se toleraban los excesos carnavalescos solo porque después se iban a purgar con la contención y privaciones cuaresmales, que contribuían a la imprescindible purificación espiritual de los feligreses antes de la llegada de la Semana Santa.

Lo que queda del origen de los carnavales en la actualidad

La fiesta actual reúne todos los componentes que han ido aglutinándose desde el origen de los carnavales, siendo una celebración en la que se exaltan la alegría, la transgresión y el hedonismo como lo hacían griegos y romanos, aunque dentro de un calendario religioso perfectamente pautado.

De este modo el carnaval que disfrutamos hoy día tienen reminiscencias sagradas y profanas, seduciéndonos muchísimo el gozarlo al máximo porque sabemos de que se trata de un divertimento intenso pero fugaz, ya que en breve tiempo las obligaciones vuelven a estar a la vuelta de la esquina.

Con todo, si ha habido un elemento esencial desde el origen de los carnavales hasta la actualidad ese es el disfraz, el principal protagonista de la fiesta al propiciar la desinhibición y la diversión. En el catálogo online de Casa del Disfraz encontrarás propuestas para todos los gustos, incluyendo muchos muy originales. ¡Entra y descúbrelos!